logo

Experto Contable Acreditado       

Teléfonos: 91 610 30 03 - 91 610 34 12 - 902 303 430

Mayo30

SOBRE LA OBLIGACIÓN DE ESTABLECER REGISTRO DIARIO DE LA JORNADA DE TRABAJO

Categorías // Laboral

REGISTRO DIARIO DE LA JORNADA DE TRABAJO

Está siendo grande la repercusión práctica que están teniendo las Sentencias de la Sala de lo Social de la Audiencia Nacional de 19 de febrero de 2016 y 4 de diciembre de 2015, sobre la interpretación del artículo 35.5 ET y la obligación de llevar a cabo un registro de las horas de jornada diaria que realice cada empleado a fin de poder asegurar un medio de control de la realización de horas extraordinarias. Están proliferando las inspecciones de Trabajo y Seguridad Social al efecto.

La cuestión discutida en la Sentencia nº 207/2015, de la Audiencia Nacional de 4 de diciembre de 2015, dictada en un procedimiento de conflicto colectivo del sector de la Banca, planteado por distintas Secciones Sindicales de la Entidad Bancaria demandada, consiste en dilucidar si la Entidad está obligada legalmente a registrar de forma diaria la jornada de sus trabajadores, a pesar de que puedan no realizarse horas extraordinarias, así como si existe o no la obligación de informar a los representantes legales de aquéllos sobre las horas extraordinarias mensualmente realizadas por la plantilla.

En este sentido, el artículo 35.5 ET establece que “a efectos del cómputo de las horas extraordinarias, la jornada de cada trabajador se registrará día a día y se totalizará en el período fijado para el abono de las retribuciones, entregando copia del resumen al trabajador en el recibo correspondiente”.

Sin embargo, la Sala razona que “si el registro diario de la jornada solo fuera obligatorio cuando se realicen horas extraordinarias, provocaríamos un círculo vicioso, puesto que, para que las horas extraordinarias tengan dicha consideración, es que se realicen sobre la duración máxima de la jornada de trabajo”.

No obstante, debemos esperar al pronunciamiento del Tribunal Supremo en casación, pues no se encuentra ratificada aún esta corriente judicial pero, entre tanto, sí es ciertamente constatable en la práctica la existencia de múltiples Inspecciones de Trabajo con este concreto objeto.

El caso es que la empresa está obligada a llevar el registro diario de la jornada de todos los trabajadores, no sólo de los que tengan contrato a tiempo parcial.

El incumplimiento de esta obligación conllevará sanciones económicas y la falta de registros presumirá que el contrato está celebrado a jornada completa.

La obligación es tanto de llevar un registro diario, como un resumen anual.

Parece oportuno que la empresa tenga un encargado en plantilla que asuma estas funciones o bien utilizar otros medios de registro como un sistema de fichaje.

Los registros de las jornadas de trabajo deberán conservarse por la empresa durante un mínimo de cuatro años.

Comentarios (0)

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.